Supermariano en la hora de los pactos e Iglesias desaparecido

5 min

Registros en las sedes de Adif y maniobras subterráneas en el soberanismo de cara a un adelanto electoral autonómico, exclusivas de Crónica Global

Pablo Planas
Martes, 28.06.2016 09:12
ABC: Rajoy quiere un Gobierno de coalición con un programa pactado para agosto

El Mundo: Rajoy quiere formar Gobierno en julio aunque sea en solitario

El País: Rajoy está dispuesto a gobernar en minoría con apoyos puntuales

La Razón: Rajoy marca como prioridad negociar la abstención del PSOE

Ara: Sánchez y Rivera mantenen el veto

El Periódico: Enrocados

El Punt Avui: S'hi veu amb cor

La Vanguardia: Rajoy confía en que el PSOE se abstenga en su investidura

Es lo que hay. Política y sólo política, aunque los mercados crujen bajo los efectos del huracán Brexit y la inestabilidad de los gobiernos. La ruleta de los pactos, la rueda de declaraciones y la constatación de que en España no dimite ni el maestro armero son los ingredientes de la sopa negra espartana. Pablo Iglesias se ha ido a la dacha de pensar y se ha tenido que comer el marrón de salir al ruedo Pablo Echenique, que culpa al PSOE de todos los males de Podemos.

Pocas veces un batacazo electoral es tan expresivo. Las encuestas, como los referéndums, las carga el diablo, que está en los detalles. Es ya un lugar común que los sondeos han fallado de pleno. ¿Seguro? A lo peor eran tendenciosas a propósito. Los morados se las creyeron a pies juntillas y se aplicaron en la venta de una moto, de la piel de un oso que a estas horas se rasca la espalda en el tronco de un pino.

Francesc de Carreras arroja un poco de luz en su artículo de El País: "El único ganador de las elecciones del pasado domingo ha sido el PP: ha aumentado en votos y escaños, no de forma apabullante pero suficiente para estar más que satisfechos, entre otras razones porque, además, los otros partidos de ámbito nacional han disminuido sus votos y sus escaños. En este triunfo, Mariano Rajoy ha tenido un papel destacado".

Sigue: "Algún día habrá que hablar en serio y de forma objetiva de Rajoy, un líder político atípico y especial pero, indudablemente, como está demostrando, un verdadero líder. Es cierto que no tiene el carisma mediático de Felipe González o de Aznar, apenas transmite ideología, es de reacciones lentas, arriesga poco o nada, a veces da la sensación de ser un gobernante que no gobierna sino que solo administra. Ahora bien, sibilinamente, sabe convertir estos aparentes defectos en virtudes porque, a su vez, a pesar de ellos, al ser inteligente, astuto y correoso, da a los españoles seguridad".

El miedo y el 'Brexit' explican, en líneas generales, el fenómeno dominical. Ahora bien, el resultado es un sudoku de grado tres. Rafa de Miguel firma un texto en el mismo diario muy ilustrativo: "Los mismos jugadores vuelven a sentarse a la mesa. Las manos con que cuentan, sin embargo, cambian por completo la partida. Sus 137 escaños permiten a Mariano Rajoy reclamar su derecho a gobernar y está dispuesto a hacerlo, aunque sea en minoría. El PSOE ya ha asumido que le corresponde liderar la oposición. Unidos Podemos ha perdido toda capacidad de presión: le toca poner orden en una amalgama de siglas cuyo pegamento era la expectativa de victoria ahora frustrada. Ciudadanos sabe que, si mantiene sus vetos y exigencias, perderá la ya de por sí escasa relevancia de sus 32 diputados".

"Lo que la verdad esconde" es el título de la columna de Luis Herrero en Libertad Digital en la que destaca que todo está abierto y nada es descartable: "El titular es fácil: gana el PP, pierde la izquierda. La valoración es fácil: Rajoy se ha ganado el derecho a postularse como candidato a la presidencia del Gobierno y nadie tiene legitimidad suficiente para impedírselo. Pero el pronóstico no es tan fácil: si el líder de la derecha quiere seguir en La Moncloa con la estabilidad necesaria para durar más de un telediario tendrá que tragarse unos cuantos sapos. El más gordo de todos: abrirle las compuertas a la regeneración política que ha estado eludiendo hasta ahora. De lo contrario se encontrará con 137 votos a favor (PP), 175 en contra (PSOE, Unidos Podemos, ERC, Convergencia y Bildu) y 38 abstenciones (Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria). El resultado sería horroroso. Probablemente, terceras elecciones".

Crónica Global se aparta del guión de los demás medios, impresos o digitales y aporta novedades. De entrada, una exclusiva a cargo de Carlos Quílez sobre la evaporación de 31 millones en sobrecostes del AVE. La Guardia Civil ha registrado las sedes de Adif en Madrid y Barcelona en una operación judicial que sigue abierta.

También destaca la información de María Jesús Cañizares en este mismo diario sobre las maniobras subterráneas en el soberanismo: "El independentismo no remonta. ERC y CDC lo saben, aunque su reacción ante los resultados del 26J ha sido diferente y muy reveladora de las posiciones en que se encuentran ambos socios del Gobierno catalán. Mientras los republicanos tiran de superioridad moral, pues no en vano han crecido en votos --aunque no en escaños--, los convergentes pierden fuelle y vuelven a apelar a una unidad de los independentistas inexistente. Sus declaraciones postelectorales evidencian que Cataluña ya está en campaña ante un eventual adelanto de las autonómicas, que sería el tercero en cuatro años.

“En Palau ya se habla del 20 de noviembre como posible fecha. Hace tiempo que la desconfianza se ha instalado entre ambos socios”, explica a Crónica Global un alto cargo del Ejecutivo autonómico".

Ha fallecido Bud Spencer, mito del cine popular de acción y compañero artístico de Terence Hill.

28 de junio, santoral: Ireneo, Argimiro, Heimerado, Pablo I papa y Vicenta.

Comentar