El caso Portet y las collejas de Losantos a Sostres

7 min

Dos miradas sobre el músico y el camarero de Baleària. Análisis de Ovejero en 'El País' sobre la izquierda. El harakiri mediático del presidente de Vueling

Pablo Planas
Miércoles, 6.07.2016 08:59
ABC:La "administración local paralela" salpica a Puigdemont

El Mundo: Alarma en el Reino Unido ante el riesgo de una fuga de capitales

El País: Rajoy utilizará las exigencias de Bruselas para presionar al PSOE

La Razón: Rajoy quiere sumar a CC y PNV para no ir solo a la investidura

Ara: Operació contra la corrupció als ajuntaments

El Periódico: El juez destapa una trama municipal de CDC

El Punt Avui: Operació i espectacle

La Vanguardia: Macrooperación contra la corrupción municipal

Es que no hay derecho. Con un Estado propio estas cosas no pasarían. Está indignada la portavoz del Govern, Neus Munté. Incendiado el fontanero jefe de CDC Francesc Sánchez. Otra vez la Guardia Civil, el 3% y la trama napolitana. Munté acusa al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, de ser el "autor intelectual" de la "operación Térmyca" con lo que JFD ha pasado de Mortadelo espiado a la encarnación de Fouché nada menos. Francesc Sánchez brama que eso no se hace a tres días del congreso del "Nou Partit".

¡Qué casualidad! clama Pilar Rahola desde su púlpito de La Vanguardia. Es verdad que nunca es buen día para un registro y menos aún para detenciones. Si en campaña porque es campaña. ¿Y cuando no es campaña? Que si después, peor. Que estamos de congreso, lea el cartel: "Por favor, no molestar". Deberían avisar con tiempo. Eso desde la perspectiva del afectado. Pero no, el Estado malaje se abalanza sobre el proceso soberanista a lo bruto, sin llamar y con la Benemérita. Qué mala leche estos españoles. Son como el camarero de Baleària.

Y el caso es que todo esto viene de un juez de El Vendrell que se llama Josep Bosch, de la denuncia de una exconcejal de ERC en Torredembarra, Montserrat Gasulla, y de los fiscales anticorrupción de Madrid y Barcelona. El pringao estrella es Josep Manel Bassols, exalcalde de Anglès, marido de la excomisionada de la transparencia de Mas, Núria Bassols, y jefe de la campaña que aupó a Puigdemont a la alcaldía de Gerona. Ahí es donde duele, en la mano blanda del actual president para firmar contratos by the face con la consultora municipal por antonomasia y por Convergencia.

Lo de los pactos, según El Mundo, está medio hecho. M. Cruz, R. Piña y L. A. Sanz firman una crónica en la que explican que el PSOE dirá que no, pero blandito, como para que le insistan en la abstención: "El PP, el PSOE y Ciudadanos despejan el camino para una investidura in extremis de Mariano Rajoy. El jefe del Ejecutivo contempla ya un Gobierno en minoría a primeros de agosto con la abstención tanto de los socialistas como de Ciudadanos. Ayer, se mostró «optimista» y «dispuesto a asumir el riesgo de la investidura». El PSOE y Ciudadanos, por sendas distintas, parecen mientras dispuestos a permitir la investidura de Rajoy a última hora. Albert Rivera es partidario de «no bloquear las instituciones» y decidirá el voto a Rajoy cuando sea oficialmente candidato".

Y matizan: "El Comité Federal del PSOE aprobará el sábado dar «un no rotundo» a Mariano Rajoy en votación de investidura del Congreso de los Diputados. Eso sí, tanto fuentes de la dirección como varios secretarios generales autonómicos admiten que ese no no tiene por qué ser definitivo, como sí lo fue después del 20 de diciembre".

Como en las buenos culebrones, Pedro Sánchez duda mientras Susana Díaz maquina y la audiencia contiene el aliento. ¿Habrá terceras elecciones?, se pregunta el director de La Vanguardia, Màrius Carol. Recomienda mucho "aftersun" para los políticos quemados. Exacto, el mejor consejo que se puede dar: usen protector solar.

Coletazos del caso Portet. El artículo de Federico Jiménez Losantos en El Mundo es la respuesta al comentario leído por Salvador Sostres en la Cope. Aquí está íntegro lo de Sostres. Jiménez Losantos recoge parte del texto del pregonero para darle unas collejas: "Pero Sostres va y dice: 'Es provinciano que la intolerable chulería del camarero haya recibido tanto apoyo en las redes sociales. Y es nacionalismo de la peor España no entender que éste no es un problema entre el catalán y el castellano, sino entre un cliente correcto y un camarero que se comportó como un mamarracho, y que no sólo olvidó que su tarea es servir sino que además quiso ofender. (...) Por encima de Cataluña, España, Italia, Francia o Grecia, la gran patria es la derecha, hay un orden y este orden es jerárquico, y sólo faltaría que nos pareciera bien que el servicio se nos subiera a las barbas'. En el Avui decía que hablar en español es de pobres y que sólo lo hablaba con la criada".

Y remata Jiménez Losantos: "El humor de verdad se hace contra el poder, no a favor de los tiranos que multan por rotular en español e impiden escolarizar a los niños en 'la lengua de los pobres'. Que era la de Boscán, la mía y la del Niño Semon. Sí: a Parla".

A mamarla, se entiende.

Destaca el artículo en El País de Félix Ovejero, una carta de navegación sobre la izquierda en toda España: "En la impotencia, cierta izquierda opta por la sobreactuación. Se ha visto en Ayuntamientos y autonomías. En lugar de ocuparse de las tareas para las que han sido elegidos, porque les parecen poca cosa o porque no les sobra la destreza, disparan por elevación: refugiados, pobreza energética, república, sin que falten graves declaraciones sobre dignas causas, desde la paz mundial al TTIP. Si alguno recuerda que, por la Constitución o por la aplicación en serio del principio de autogobierno, por falta de mandato democrático, tales asuntos están fuera de su competencia, inmediatamente se desata la batería del moralismo: los otros, del lado del mal, despreciarían los nobles principios que ellos, con este proceder, monopolizan. Las estructuras de Estado de Cataluña son la expresión más consumada, pero no la única, de ese componer el gesto".

Hoy se reúne el Tribunal Constitucional para dilucidar precisamente sobre las estructuras, avisa La Vanguardia.

Una sentencia falla que el arte románico del Monasterio de Santa María de Sigena que está en el museo del románico de Barcelona, alias MNAC, tiene que volver al cenobio. La Generalitat se niega porque lo que es suyo, es suyo y lo de los demás, también, como los Papeles de Salamanca.

El presidente de Vueling, Javier Sánchez Prieto, sale hasta en la sopa con un mensaje punto contradictorio. Admite que han fallado, pide perdón, pero le echa la culpa a las huelgas de los controladores franceses, cual zagal que es castigado y murmura vagas explicaciones. Harakiri mediático. Si Vueling fuera japonesa, Sánchez Prieto se destripa en directo.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena no quiere ser menos rampante que Ada Colau y plantea el día sin bañador en las piscinas municipales. O sea, que se podrá ir en pelotas. Otra vez el consejo: usen protector solar.

Aquí, Colau ha prohibido los "segways" y otros artificios "no homologados" como la rueda autopropulsada y la bicicleta a motor en la Villa Olímpica. No dice nada sobre las bicicletas estándar y los monopatines. Bien por Ada, por algo se empieza y habrá más sitio para los manteros.

Hoy comienzan los sanfermines. Pobre Pamplona.

6 de julio, santoral: María Goretti, Ciriaca, Dominica, Goar, Justo, Monena, Paladio y Síoses.

Comentar