El Rey contra los cuatro magníficos y los desconectados

6 min

Fuera de la ley, la expresión más utilizada en los editoriales para informar sobre el acto parlamentario de ayer. El sultán Erdogan, modelo de Puigdemont, se carga 45 periódicos de golpe

Pablo Planas
Jueves, 28.07.2016 08:47
ABC:El Parlament inicia la sedición por la "vía unilateral" y fuera de la ley

El Mundo: El Parlament, fuera de la ley

El País: El Parlament decide la secesión sin negociación y fuera de la ley

La Razón: Al margen de la ley

Ara: Inici de desconnexió

El Periódico: Un Parlament dividido reta al Constitucional

El Punt Avui: Pas endavant

La Vanguardia: JxSí y la CUP consuman su desafío al Constitucional

Unanimidad. Todos los medios abren con la votación en el Parlament sobre el inicio de la desconexión. 72 diputados autonómicos, incluido el Govern en pleno, se han declarado en rebeldía, insumisos, insurrectos, soberanos y plenipotenciarios. Abajo la Constitución y viva la asamblea constituyente, un poder sobrenatural emanado de las piedras y del "territori", un prodigio de artefacto pirulero antesala de la república popular de Cataluña. The milk.

Autodeterminados y en el limbo, los gallardos parlamentarios se fueron a tomar unas birras para celebrar la desconexión y esa independencia virtual, de espardeña con calcetín. Nadie se dio cuenta, pero un pokemon bromista asomaba la gaita tras la poltrona de Carme Forcadell y le hacía burletas. Estamos oficial y parlamentariamente desconectados. Y sin embargo, amanece por Oriente.

El asunto es tan serio y denso que La Vanguardia le dedica un editorial de tres cuartos de página. El viejo periódico de los Godó trata de censurar a los desconectados, pero de una manera suave, algodonosa y geométricamente variable.

Dice, entre otras cosas, esto: "Estamos ante una recomposición provisional de la mayoría parlamentaria independentista (hasta la siguiente crisis). También es una reanimación emocional con vistas al Onze de Setembre. Y se compra tiempo. Tiempo para ver qué ocurre en la política española, para que madure la refundada CDC y para evitar el colapso de la legislatura y la desmoralización de las personas de buena fe ilusionadas con la idea independentista. No está de más volver a recordar que las elecciones del 27 de septiembre del 2015, convocadas con apelación plebiscitaria, no dieron el 50% de los votos al independentismo. El plebiscito no triunfó. Gracias a la vieja ley electoral, las formaciones independentistas obtuvieron mayoría absoluta de escaños, una mayoría heterogénea e inestable. La acentuación de la gestualidad rupturista es el pegamento que la mantiene unida. (...) Catalunya no podrá mejorar su autogobierno proyectando más incertidumbre a un escenario europeo cada vez más complicado. Ese es un mal camino. El movimiento de ayer es un error estratégico, motivado por angustiosas necesidades tácticas".

Pobres independentistas de buena fe... Y a los demás, que les den un refresco.

Menos atemperadas son las conclusiones de la prensa madrileña. Raúl del Pozo, en El Mundo, se deja de ampulosidades: "Al principio y al final de las crisis institucionales se suele hacer retórica para desdibujar lo ocurrido. Pero como parece tarde para todo, es el momento de decir, sin retórica, que España se ha parado, y vive un peligroso bloqueo, por dos razones fundamentales: Cataluña y la corrupción, que en realidad es una razón sola: ladrones a tres manos y granujas de dos cazos. Por ambas cuerdas y trajines no se han llegado a acuerdos entre los partidos. Antes se solía pactar con los que ayer mismo desobedecieron al Tribunal Constitucional y lograron que el Parlament iniciara un acto de clara rebelión contra el Estado democrático. Insisto: no se llega a acuerdos de Gobierno por la sublevación civil de Cataluña y por la corrupción, que ha desacreditado nuestra democracia".

Del ABC destaca el artículo de Salvador Sostres, que exige medidas serias: "El Estado tiene que responder a la actuación delictiva de ayer de un modo drástico e inmediato –inhabilitando como mínimo a la Mesa del parlamento– en defensa de la Ley, de la libertad y de la democracia; y a los que crean que una respuesta contundente podría generar una peligrosa reacción victimista, hay que recordarles que el padre Jacques Hamel, degollado por Daesh el martes, había cedido unos terrenos en Saint-Etienne-du-Rouvray para la construcción de una mezquita".

A todas estas, al Rey se le ve preocupado, dicen las visitas mientras Bieto Rubido, el director del periódico monárquico por antonomasia, se recrea en la hipótesis de unas terceras elecciones. Cree que serían definitivas para aposentar a Rajoy. A Don Felipe le toca recibir hoy a los cuatro magníficos: Rivera, Iglesias, Sánchez y Rajoy. Por separado, claro. ¿Y si los encerrara en las mazmorras reales hasta que se pusieran de acuerdo?

Hablando de Iglesias, Mariló Montero le ha metido un paquete en el Instituto de la Mujer por unas informaciones difundidas en Okdiario: "La periodista Mariló Montero ha acudido al Instituto de la Mujer, dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, para denunciar al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, por una conversación mantenida con el cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, en la que asegura que “la azotaría hasta que sangrase”. Esta declaración de intenciones tan sádicas era uno de los muchos mensajes que intercambiaban Iglesias y Monedero en un grupo de Podemos en Telegram y a la que tuvo acceso Okdiario".

Curiosa tendencia la de Iglesias, seguramente adquirida tras una lectura mal digerida de las aventuras del Marqués de Sade.

Turquía. Recordarán que nuestro visionario president Puigdemont declaró que tras el fracaso del golpe militar se respetarían más los derechos humanos en el país otomano. Fino análisis. Marga Zambrano suscribe un texto en El País que da cuenta de lo bien que van las cosas con el sultán Erdogan: "En una nueva vuelta de tuerca después del intento de golpe de Estado del pasado 15 de julio, el Gobierno turco ha anunciado este miércoles el cierre de más de 130 medios de comunicación, según la agencia oficial Anadolu. La lista ha sido publicada en la Gazeta Oficial de la República de Turquía, donde también aparecen los nombres de los 1.700 miembros del Ejército que han sido despedidos oficialmente. Al menos 45 diarios y 16 canales de televisión, supuestamente vinculados al clérigo Fetulá Gülen, se han visto afectados por la medida. Ello viene a sumarse a los más de 60.000 profesionales —funcionarios, militares, intelectuales, profesores, jueces o abogados— que han sido detenidos o apartados de sus puestos de trabajo en la purga que ha seguido a la asonada".

Ya dicen los editores que hay demasiados periódicos.

28 de julio, santoral: Acacio, Cameliano, Eustacio, Víctor y Sansón de Dol.

Comentar