Patrocinado por

Font Vella crece otra vez, tras perder el 36% de las ventas durante la crisis

La compañía, que pertenece al grupo Danone, ganó 210 millones en 2015, un 10% más que en el año anterior

1 min
Botella de agua de la marca Font Vella.
Gonzalo Baratech
Viernes, 29.07.2016 00:00

El giro de la compañía barcelonesa Aguas Font Vella y Lanjarón, perteneciente al grupo Danone, ascendió a 210 millones de euros durante el pasado ejercicio 2015. Dicha magnitud significa un crecimiento de casi el 10% sobre el año anterior. Se trata del segundo periodo consecutivo de progreso, pues en 2014 la empresa ya volvió a la senda alcista con un avance del 0,5%.

De esta forma pone fin al largo periodo de declive iniciado a partir de 2007, cuando alcanzó la cima de su desarrollo con 331 millones. Desde entonces, Font Vella vio esfumarse más de un tercio de sus ventas, como consecuencia de la crisis, el desplome del consumo y el auge continuado de las marcas blancas.

Cambio de nombre: Aguas Danone

En 2015, el beneficio neto subió de 1,6 a 7,8 millones. Antes de que surgieran los problemas, los resultados de la casa rebasaban con largueza los 20 millones anuales.

Las aguas minerales envasadas son un ramo maduro de rentabilidad declinante, por lo que difícilmente volverán a darse las fastuosas cifras de épocas pretéritas.

La empresa, presidida por Jorge Miró Gaset, acordó en la reciente junta general de accionistas cambiar su nombre por el de Aguas Danone, para subrayar su pertenencia al grupo del gigante lácteo francés.