Patrocinado por

Schweppes: Hacienda vuelve a investigar sus cuentas, tras propinarle actas por 46 millones

Campaña publicitaria Schweppes de su tónica Indian Tonic.
Gonzalo Baratech
Lunes, 18.07.2016 00:00

La Agencia Tributaria tiene otra vez sus ojos puestos sobre el fabricante de refrescos Schweppes. Ahora está comprobando el impuesto de sociedades de 2011 a 2014. Asimismo, revisa el resto de impuestos que le son aplicables de los ejercicios que comprenden el periodo de 2012 a 2014, tanto de la misma compañía como de todas las sociedades del grupo de consolidación fiscal en el que tributa.

Según los administradores de la firma, se han realizado correctamente todas las liquidaciones, por lo que los eventuales pasivos que pudieran surgir no tendrán un efecto significativo.

Las nuevas pesquisas del fisco sobrevienen tras la rociada de multas que le impuso en años anteriores. Entre 2009 y 2014 le extendió actas por 41 millones de euros, más otros 5 millones al grupo fiscal del que forma parte, entre cuota e intereses, todas ellas relacionadas con el IVA, IRPF y retenciones a cuenta de no residentes.

Disconforme con las actas, la empresa elevó recurso al Tribunal Económico-Administrativo Central. Este lo desestimó, salvo la parte correspondiente al IVA, que era la de menor importe.

Schweppes volvió a recurrir, esta vez a la Audiencia Nacional, con resultado adverso para sus intereses. Ahora, el expediente se sustancia en el Tribunal Supremo.

Por lo demás, el pasado ejercicio de 2015 tuvo como nota descollante la absorción de la filial La Casera, que facturaba cerca de 50 millones anuales e incluía activos por valor de 165 millones.

Gracias a este refuerzo, Schweppes comercializó 476 millones de litros de refrescos y zumos. Las ventas se dispararon hasta los 489 millones de euros, con un flujo de caja de 28 millones y un beneficio neto de 16. El resultado se destinó a borrar del balance pérdidas anteriores, de las que todavía quedan pendientes de compensar 38 millones. El año anterior, sin incluir La Casera, los ingresos sumaron 360 millones y los resultados, 372.000 euros de pérdida.

La sede vuela de Barcelona

La plantilla de Schweppes consta de 1.200 personas, los activos se elevan a 341 millones y los fondos propios, a 97 millones. Sus marcas más representativas son Schweppes, La Casera, Trina, Sunny Delight y Vida.

El grupo cuenta con sendas plantas de producción y embotellado en Toledo y Alcalá de Guadaira (Sevilla), una fábrica de concentrados de fruta en Carcaixent (Valencia) y un centro de investigación en Tordera (Barcelona). La compañía invirtió en publicidad 39 millones.

Schweppes está presidida por Juan Ignacio Silva Alcalde; de consejero delegado ejerce Luis Bach Terricabras. El capital pertenece íntegramente al grupo japonés Suntory-Orangina.

Hasta hace un par de años, la sede corporativa de Schweppes se encontraba en Barcelona, pero la multinacional decidió cerrarla y la trasladó a Londres. El domicilio social para España se mantiene en Madrid.