Cotización Ibex 35

Unos 17.000 catalanes con afecciones respiratorias en busca de un proveedor solvente

Vivisol se ha llevado un negocio de más de 40 millones en la adjudicación provisional a pesar de la falta de experiencia y los rumores previos a la licitación que señalaban su desenlace

3 min
Los pacientes a los que atienden los grupos que han pujado en la concesión de terapias respiratorias domiciliarias en Cataluña.
Carlos Ballfugó
Martes, 9.08.2016 22:42

El negocio que habría obtenido Vivisol en la adjudicación temporal de la prestación de terapias respiratorias domiciliarias en Cataluña propicia que el sector de la oxigenoterapia se haya movilizado. La filial española del italiano Grupo Sol es una sociedad prácticamente desconocida en el mercado español, donde solo se ha hecho con una concesión en Andalucía para prestar servicio a unos 25.000 pacientes.

Este perfil dista mucho de las necesidades a las que deberá responder en Cataluña. Se ha llevado cinco de los 18 lotes del concurso de oxigenoterapia con una propuesta económica con descuentos de entre el 10% y el 21%, por encima del límite recomendado por el propio licitador, y con la máxima puntuación en el capítulo técnico. Superó los 44 enteros.

Dudas sobre la valoración

¿El servicio que ofrece supera realmente de mucho a sus competidores? Los neumólogos lo ponen en cuestión. Señalan que se trata de un sector pequeño en el que todos se conocen y están al quite de cualquier novedad que pueda suponer una mejora en la calidad de vida de pacientes con unos altos niveles de dependencia, y la compañía italiana no es precisamente la abanderada de la innovación.

El negocio que ha conseguido con la adjudicación provisional no es nada desdeñable. Si se confirma la licitación, logrará un negocio de más de 40 millones de euros en 10 años. Ofrecerá servicio a más de 17.000 pacientes, y esta es la parte de la concesión que más se pone en cuestión por el desconocimiento que existe en el mercado español.

Pacientes con periodos de adaptación

No debería suponer un freno en el contexto de expansión de una compañía sanitaria, pero los profesionales de las terapias respiratorias advierten que por el tipo de pacientes con los que tratan es mejor ir a lo seguro. Se trata de enfermos que tardan en adaptarse a un tratamiento de oxigenoterapia, se pasan en el mejor de los casos siete horas con un respirador para no morir y, lo más importante, en la inmensa mayoría de los casos no tienen quejas del servicio actual.

El resto de aspirantes al concurso cuentan con una base de pacientes mucho más amplia en España. AirLiquide atiende a 360.000 personas; Oximesa a 220.000; casi los mismos que Linde (200.000 personas). Cierran la lista las dos compañías catalanas: Esteve Tajin Helthcare con 50.000 pacientes y Oxigen Salut, con 35.000.

Adjudicación cuestionada

Fuentes del sector señalan que desde que se conoció en diciembre de 2015 la convocatoria del concurso, aparecieron los primeros rumores de que Vivisol iba a lograr una parte importante del contrato. Dio lugar a todo tipo de interpretaciones, que han eclosionado cuando se ha conocido el sentido de la concesión temporal.

El caso Vivisol recuerda a lo ocurrido en 2008 con este mismo contrato, cuando una parte importante se adjudicó a Esteve Taijin Healthcare. En ese momento tampoco tenía experiencia en Cataluña y provocó el rechazo de los médicos especialista en la aplicación de las terapias respiratorias, agrupados en SOCAP, Sociedad Catalana de Pneumología. La oposición obligó a la consejería de Salud, encabezada en esos momentos por la socialista Marina Geli, a reconsiderar la adjudicación y a un nuevo reparto de lotes.

El contrato de terapias respiratorias domiciliarias se adjudicará después del verano, está valorado en 450 millones durante diez años y asistirá a 110.000 pacientes en toda Cataluña.