El Govern enfría las negociaciones con la CUP para la cuestión de confianza

Neus Munté congela la siguiente reunión con los anticapitalistas tras la nueva vuelta de tuerca de sus portavoces

2 min
Neus Munté, portavoz de la Generalitat y consejera de Presidencia.
Redacción
Miércoles, 10.08.2016 11:37

La consejera de la Presidencia, Neus Munté, ha advertido hoy de que no piensa "negociar" con la CUP su confianza en el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y ha aplazado hasta finales de agosto o principios de septiembre la reunión que debían mantener con los anticapitalistas.

En los últimos días, la CUP había dejado claro que no se reunirá con el Govern para empezar a negociar la propuesta de Presupuestos para 2017 si antes no hay una cumbre para redefinir la hoja de ruta que ha de hacer posible la "ruptura democrática" con el Estado.

Respetar los acuerdos

En declaraciones a RAC1, Munté ha dicho que no le "parece de recibo" que la CUP "quiera marcar el ritmo o condicionar una cuestión de confianza" convocada por Puigdemont después de que los anticapitalistas no hayan "respetado los acuerdos firmados" a principios de legislatura para dar estabilidad al Govern.

Munté ha querido ser tajante a la hora de dejar claro que el Govern no se dejará doblegar por las condiciones que imponga la CUP para dar apoyo a Puigdemont: "La confianza no se negocia, la confianza, se tiene o no se tiene. Se negocian unos Presupuestos, unas leyes, los debates de investidura, pero la confianza no se negocia", ha subrayado.

Aplazamiento

La reunión que tenía que servir para empezar a explorar un acuerdo de cara a la cuestión de confianza aún "no se ha producido, no tiene fecha" y queda postergada a "la última semana de agosto o la primera de septiembre".

Será entonces cuando "habrá encuentros y contactos, no solo con la CUP, sino con el conjunto de formaciones políticas": "Hablaremos con todos, lo haremos sin cerrar acuerdos con nadie. Hay tiempo", ha asegurado Munté, que se ha mostrado dispuesta a debatir sobre si hay que incluir en la hoja de ruta soberanista un referéndum unilateral de independencia, si cuenta con un "apoyo muy amplio".

Comentar