Cotización Ibex 35

Josep Pujol Ferrusola regresa a Barcelona tras su 'retiro político' en Miami

El hijo del expresidente catalán, empleado de la empresa Indra, vuelve a su ciudad una vez que las aguas del escándalo político bajan más calmadas

3 min
Josep Pujol Ferrusola desanda el camino que le llevó de Barcelona a Miami con la empresa Indra tras el estallido del escándalo de las cuentas ocultas de la familia.
Xavier Salvador
Lunes, 8.08.2016 22:59

Josep Pujol Ferrusola, el hijo consultor y empresario de Jordi Pujol Soley, regresa a Barcelona con su familia desde su exilio dorado y político en Miami, a cargo de la empresa a la que presta servicios, la tecnológica Indra. Su último destino lo decidió Javier Monzón, entonces presidente de la compañía del Ibex, y gestor muy aficionado a fichar expolíticos e hijos de políticos.

De hecho, Monzón adquirió a precio de oro la consultora catalana Europraxis, una sociedad en la que participaba el hijo del expresidente catalán junto con otros socios. Era la forma para con que la firma madrileña pudo poner un pie en un mercado catalán que se le resistía.

Camino de Florida

Todo iba bien empresarialmente hasta hace dos años, en el verano de 2014. El rotativo El Mundo da cuenta de los fondos que la familia mantiene ocultos al fisco en Andorra --según ellos la “herencia millonaria” del abuelo Florenci Pujol--, lo que fuerza la confesión pública del expresidente de la Generalitat. La decepción, las sospechas y las acusaciones se extienden sobre toda la familia y Josep Pujol, alto directivo de la tecnológica, resulta incómodo para su empresa. Monzón, agracedido por los servicios prestados, quiere buscarle una solución.

La alternativa fue trasladarle a Miami con todos los suyos, esposa e hijos. Sin embargo, el altivo Josep Pujol --hay en su entorno próximo quien señala que es tan inteligente como pedante en el trato personal-- ya no era tampoco cómodo para la compañía en el mercado americano. De hecho, y a diferencia del resto de sus hermanos y hermanas, ni sus asesores ni nadie consigue controlar algunas salidas de tono que ha protagonizado incluso en público para defender la dignidad y el honor de su estirpe.

Elevada retribución

Dos años más tarde, Indra lo incluyó en el plan de restructuración, comunicado hace meses, como Crónica Global informó en su día, a él y a toda la oficina de Miami, y Josep Pujol se vuelve a Barcelona. Su estancia en Florida ha estado retribuida a razón de casi 400.000 euros anuales, sin un cometido demasiado claro, según fuentes internas.

Según fuentes próximas a la familia Pujol, los hijos de Josep ya han sido matriculados en el mismo colegio de siempre para este nuevo curso escolar y su casa en la parte alta de la ciudad vuelve a registrar movimiento. No se sabe si Laura Vila, su esposa, volverá a alguna de sus antiguas empresas, Binomio Interiorismo, Mencoa o Bergamur para mantener su actividad profesional en el entorno de la alta burguesía catalana o simplemente recuperará sus tardes de bridge.

Los Pujol, lejos...

Los tiempos en los que tener un Pujol cerca era un activo ya han pasado a la historia, pero todos los directivos del grupo están ansiosos por conocer cómo ocupará su tiempo ahora. Conserva algunos amigos en Madrid, donde la mano de Javier Monzón sigue muy viva e incluso se comenta que podría tener planes para él en otros cometidos.

Algo similar sucede con sus colegas de Indra en Cataluña, Jordi Dagà y Manel Brufau, aunque en este momento ninguno de los dos mantiene una gran relación profesional o personal con el tercero de los siete hijos del expresidente.