Juegos Olímpicos: el origen

Las Olimpiadas antiguas duraron 1.000 años y apenas contaban con unas pocas pruebas disputadas por hombres griegos

1 min
Los Juegos Olímpicos de la antigüedad.
Gerard Mateo
Sábado, 6.08.2016 22:40
Muchas leyendas corren sobre el origen de los Juegos Olímpicos. La mayoría de las fuentes coinciden en que eran un homenaje a los dioses. Así las cosas, los datos seguros marcan la primera edición de las Olimpiadas en el 776 a.C.; los Juegos antiguos duraron 1.000 años --celebrados cada cuatro, como ahora--, hasta el 395 d.C., cuando el emperador romano Teodosio I los prohibió por paganos. La llama permaneció apagada 1.500 años.

Los participantes de los Juegos de la antigüedad eran necesariamente hombres griegos que competían a título individual. Multitudes de ciudadanos de todos los confines de Grecia acudían cada cuatro años a Olimpia para participar y disfrutar con las competiciones. Incluso se paraban las guerras.

Valores olímpicos

Los deportistas debían sacrificar un animal en honor a Zeus antes de las pruebas y, aunque el premio máximo era la corona de olivo, los valores olímpicos –la noble competencia y la búsqueda de equilibrio del armónico cuerpo, voluntad y mente– dieron significado especial a los Juegos.

Los Juegos antiguos apenas contaban con una carrera a pie. Con los años, se añadieron disciplinas como carreras más largas, luchas y el pentatlón (lanzamiento de disco y jabalina, salto de longitud, lucha y carrera). Más adelante, también el boxeo, las carreras de carros y caballos se sumaron a la lista.