Rajoy recibirá con papeles a Sánchez y Rivera

8 min

El New York Post saca en bolas a la aspirante a primera dama de los EE.UU, Melania Trump. El líder de Ciudadanos alega problemas de agenda para no ir a la boda de Arrimadas

Pablo Planas
Lunes, 1.08.2016 08:37
Mariano Rajoy tiene un plan y recibirá a sus visitas de la semana, Pedro Sánchez y Albert Rivera, con un documento muy detallado y una docena de folios de resumen. Al líder del PP le cuesta atenerse a los guiones de su equipo. Es de carácter intuitivo y sabe que ni Sánchez ni Rivera se van a leer media línea de lo que les pase el inquilino de Moncloa. En su entorno admiten que la química personal de los antecitados está entre poca y ninguna. Emilia Landaluce lo contaba el sábado en La Otra Crónica de El Mundo. Con quien se lleva bien de verdad Rajoy es con Pablo Iglesias. Paradojas de la política.

En El País abren con el culebrón del verano y los detalles del proyecto investidura segunda parte. Javier Casqueiro le pone letra a la nueva música del PP: "Mariano Rajoy, ya como candidato formal a la presidencial del Gobierno, recibirá mañana a Pedro Sánchez con varios papeles para negociar. El equipo del presidente en funciones le ha preparado un análisis comparativo de su programa con el acuerdo que firmaron en febrero el líder socialista y Albert Rivera, en el que detectan 125 puntos de coincidencia. Rajoy ofrecerá a Sánchez y al presidente de Ciudadanos —el miércoles— discutir esos puntos encuadrados en cinco grandes pactos de Estado y seis prioridades comunes. El objetivo —optimista— sería discutir a través de una comisión negociadora en las próximas tres semanas, de forma que se puedan aprobar los Presupuestos de 2017 y cumplir con Bruselas en los plazos marcados".

Párrafos después, la crónica apunta: "El guión del equipo de Rajoy parte así de la base de que el PP, el PSOE y Ciudadanos “son partidos constitucionalistas, que defienden la unidad de España y la igualdad entre españoles; son partidos reformistas y moderados, que proponen, pero dentro de nuestro propio sistema político, reformas para el crecimiento, sociales e institucionales; son partidos de innegable vocación europeísta y defensores del euro; comparten una visión en política exterior como política de Estado; han sido capaces de impulsar primero y ampliar después, el pacto contra el terrorismo yihadista; y también han sabido aunar criterios ante los desafíos más importantes de nuestro debate territorial”".

O sea que son lo mismo, de modo que la intención popular es forjar un gran acuerdo que mueva a Ciudadanos al sí y desencadene la abstención del PSOE. Sigue el texto de Casqueiro: "Los asesores populares constatan que los tres grandes partidos constitucionalistas podrían tener voluntad de acuerdo en primer lugar en “el avance de la recuperación para que sus efectos se extiendan a todos los españoles; la creación y calidad del empleo; o la atención a ámbitos prioritarios como la agenda digital, el desarrollo empresarial o la lucha contra el cambio climático”. También podrían consensuar “la reforma del modelo de financiación para garantizar la sostenibilidad del bienestar” o “la voluntad de pacto y acuerdos en educación, ciencia y cultura” y cerrar “un pacto social que priorice la atención a las personas en situación de mayor vulnerabilidad; la garantía y sostenibilidad del sistema de pensiones, la atención a la dependencia; o un gran acuerdo contra la violencia de género”. Los últimos grandes pactos que se propugnan serían “el fortalecimiento institucional, la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción” y “reafirmar el compromiso de España con el proyecto europeo”".

El pulso del Parlament y la Generalitat también cuenta en el monopoly español, según destacan Juan Ruiz Sierra y Gemma Robles en El Periódico: "La resolución de desacato al Tribunal Constitucional que el Parlament aprobó el pasado miércoles servirá a Rajoy, según su entorno, para rechazar cualquier negociación de investidura con Convergència (ahora Partit Demòcrata) y defender que necesita “el apoyo de los constitucionalistas”. La idea es presionar, sobre todo, a Rivera. Los conservadores señalan que este es un asunto especialmente sensible para Ciudadanos y que podría servir para cambiar el sentido de su voto con el argumento de que, ante el previsible aumento del desafío debido a los compromisos que puede adquirir Junts pel Sí con la CUP, se necesita “cuanto antes” un Gobierno con plenas facultades. Y si Rivera pasa al apoyo, el PP considera que el PSOE tendrá muy difícil bloquear la reelección de Rajoy".

Las apuestas están al cincuenta por ciento. Los que creen que habrá acuerdo sustentan su opinión en que los partidos no pueden caer en el ridículo de unas terceras elecciones. Los que vaticinan comicios consideran que las formaciones implicadas se repelen como agua y aceite. En la economía todavía no se notan los efectos de la interinidad.

La política es un entretenimiento frente a la pura y dura realidad, la amenaza terrorista y la disgregación europea. El Mundo abre al respecto con una inquietante noticia sobre las ofertas de empleo del Estado Islámico, que no sólo busca carne de cañón sino también traductores de español.

Fernando Lázaro firma la noticia en el periódico de Cuartango: "No es una sensación, es una convicción. El Estado Islámico -IS por sus siglas en inglés, aunque la seguridad del Estado sigue prefiriendo referirse a él como Daesh- está aquí, está cada vez más cerca y tiene a España entre sus objetivos. Así, durante los últimos meses, los servicios de inteligencia han detectado un potente incremento de la actividad de los terroristas en idioma español. Quieren expandirse y quieren que su mensaje no sólo se difunda en árabe o en inglés. Quieren que los ciudadanos de habla hispana sepan de sus intenciones. Y a eso han dedicado un importante esfuerzo que los especialistas consideran que sirve para aumentar la sensación de amenaza sobre nuestro país. Este hecho, junto a la últimas acciones terroristas del Daesh en Francia y Alemania, incrementa el temor a posibles actuaciones en España, según explicaron a este periódico fuentes de la lucha antiterrorista".

Otra nota destacaba en El Mundo radica en la última entrega del gran caso clan Pujol. Esteban Urreiztieta analiza en El Mundo los negocios de Jordi Pujol Ferrusola, que se presentaba por el mundo y ante las autoridades de Gabón como "«el hijo de Jordi Pujol, un hombre de Estado con gran renombre»; decía que lideraba a un grupo de «economistas y políticos» y prometía que «pagaba seguro»".

Continúa: "La Audiencia Nacional investiga ahora los negocios llevados a cabo por el primogénito del ex presidente autonómico catalán en este país africano al advertir indicios de blanqueo de capitales. El juez José de la Mata acaba de requerir a Pujol Jr. toda la documentación relacionada con sus actividades en Gabón y ha citado a declarar a los hermanos Josep y Pierre Duró, a los que utilizaba como comisionistas locales en estas operaciones en las que sospecha que se camuflaron comisiones ilegales y se canalizaron fondos de origen ilícito".

Y: "El Mundo ha tenido acceso a las comunicaciones incautadas por la Agencia Tributaria a Pujol Jr. en relación con sus actividades en Gabón, donde formalmente actuaba en representación, entre otras empresas, de Isolux. No obstante, los investigadores sospechan que tras las gestiones africanas de Pujol Jr. fueron camufladas, al igual que en otras ocasiones, cuantiosas comisiones a cambio de sus gestiones para conseguir contratos públicos en Cataluña".

Noticias desengrasantes. Inés Arrimadas y Xavier Cima ya se han casado. Faltaba Albert Rivera, que alegó motivos de agenda. Raro.

El New York Post, por su parte, ha sacado en bolas a la mujer de Trump en toda la portada, tal como se puede comprobar en La Razón. Son unas fotos de 1996. La señora luce esplendorosa, magnífica y glamourosa. Lo más obsceno de la imagen son las dos estrellas que le pone el diario americano a los pezones de la dama para resguardarse de los juicios morales.

1 de agosto, santoral: Alfonso María de Ligorio, Pedro Fabro, Félix de Girona, Jonato, Secundino y Severo.